Quantcast
serie:colectivos

Oriente's Crowd: el colectivo que le inyectó techno al este de Antioquia

Oriente's Crowd Community prueba que no solo en las grandes ciudades existe una escena underground desarrollada.

Nathalia Guerrero Duque

Nathalia Guerrero Duque

El público de Oriente's Crowd Community bailando al ritmo de DJ Hyperactive. Foto vía Facebook.

Lo que hace tres años iba a comenzar como una emisora online empezó a rodar solito y terminó volviéndose un colectivo que poco a poco empezó a hacer que el techno imperara en las regiones de Guarne, Rionegro, Guatapé y La Ceja, entre otras poblaciones del Oriente Antioqueño. Uno de los fundadores del colectivo, Sebastián Iral, quería reproducir esa pasión que él mismo sentía por este género, y en la fiesta de lanzamiento de la emisora se dio cuenta de esto: "Tuvimos la oportunidad de presentar a 12 artistas del Oriente y Medellín, y vimos que la respuesta del publico fue masiva y que todos estaban sedientos de música, así que decidimos desde ese día formar una comunidad y así surgió su nombre, Oriente's Crowd Community (OCC)".

Entre Heder Bedoya y Sebastián, que se conocieron por internet, fueron generando un diálogo y unieron fuerzas para seguir difundiendo al colectivo de una manera más organizada, haciéndolo crecer musicalmente. Estos cambios los han llevado a conformar su grupo con seis artistas del departamento antioqueño, repartidos entre Medellín y Oriente: S'ie, Jose Monsalve, Luis G, Gabriel Robayo, Jotaeseache, y la más reciente incorporación de medallo: RAJ. Ellos no solo aportan con su cuota de mezcla y producción, sino con la organización de eventos, que siempre son diferentes. Tan solo este año, OCC llenó de música el Oriente Antioqueño y Medellín a punta de sus artistas locales y algunos internacionales como Black Asteroid, Developer, DJ Hyperactive, Splatter y Joaquin Ruiz.

Hablé con Sebastián acerca de la fundación de este colectivo, y de cómo es llenar un sitio en medio del Oriente Antioqueño.

Cómo definirían su experiencia con OCC hasta este momento? ¿Qué ha sido lo mejor? ¿Qué ha sido lo peor?

Oriente's Crowd Comunity (OCC) es la unión más reciente de artistas en el oriente. Somos la única movida techno, y somos respetados por seguir siempre nuestra propia corriente, y por ser innovadores e idealistas a la hora de realizar eventos. Creemos firmemente que uno debe tomar la cultura electrónica y acoplarla a su región. Con la música honramos a los verdaderos creadores de este giro, y es un hecho que con cada evento se suman más asistentes.

Teniendo confianza en los nuestros, tenemos la ambición de ser escuchados, siempre manejando un bajo perfil. Pero siempre dejando en claro que podemos generar el frenesí en las pistas de baile. En definitiva, la búsqueda de OCC ha sido más por un hogar, que por un lugar para la música electrónica.

No podemos definir que ha sido lo peor, puesto que a todo en lo que hemos enfocado nuestros esfuerzos ha sido muy beneficioso para seguir creciendo como artistas, personas y como colectivo. De cada experiencia hemos tenido muchas enseñanzas que nos han ayudado a seguir mejorando cada día, y ahí le seguimos apostando a la variedad, y a unir a toda una región en pro del techno.

¿De qué manera labran su sonido desde oriente? ¿Cuál ha sido su evolución sonora?

No cabe duda que nuestro sonido ha evolucionado con el tiempo, pero seguimos sonando a lo mismo que sonábamos cuando empezamos. Nuestro punto de referencia y de partida siempre ha sido y va a ser el techno, y la evolución se debe a que cada vez que experimentamos de cierta manera con eventos o con presentaciones, maduramos profesionalmente. Asimismo, el techno es un género que evoluciona constantemente, y nosotros no nos podemos quedar atrás.

¿Qué le aportan a su territorio como colectivo?

El valor agregado de OCC en la región es que unimos todo un territorio alrededor de un género. Hoy por hoy contamos con un lindo público, que hemos cultivado a través de los años en la escena del Oriente Antioquieño, educándolo y puliéndolo cada vez que realizamos nuestros eventos o a través de nuestras redes sociales. Ellos han logrado ver el esfuerzo que le ponemos a cada cosa que realizamos, son cultos, son unidos, todos saben de música electrónica y de techno específicamente, ademas de ser muy agradecidos con cada espacio que abrimos para que vayan a bailar, siendo este ultimo factor el más determinante de todos. También realizamos excursiones para asistir a las fiestas con DJs internacionales de calidad que se hacen en Medellín.

¿Qué momento estamos viviendo en la escena nacional?

Un momento de variedad.

¿Cuáles fueron las inspiraciones que tuvieron previas al momento de crear Oriente's Crowd?

Los factores que nos sirvieron como inspiración para conformar nuestro colectivo fueron los diferentes espacios para el techno que se estaban formando en Medellín, con colectivos de gran importancia en la ciudad. Al ver que en Oriente había una escena muy nutrida y muchas personas con sed de este género, pero que por falta de espacios tenían que viajar siempre a la ciudad, decidimos comenzar habilitar espacios en todo el Oriente Antioqueño. De esta manera, lo que ahora es nuestro público objetivo y nuestro elemento más preciado, pudo y siguen disfrutando de los espacios sin tener que desplazarse tanto, ofreciendo eventos con mucha calidad, tanto musicalmente como en la parte logística: sitios diferentes cada vez, interiores y extreriores, porque nuestro clima nos favorece totalmente.

¿Qué tan culturizada está la audiencia colombiana, si la comparamos con otro continente, digamos Europa?

No cabe duda que hemos tenido un avance en Colombia. Este 2015 estuvo marcado por la variedad de eventos que se realizaron en todo el país: artistas de mucha calidad, sitios y escenografías fuera de lo normal, pero aún falta muchísimo por mejorar. Seguro un continente como Europa nos lleva años en cultura y organización. Allá la escena no empezó hace diez o quince años, además que la cultura club es mucho más amplia: podés entrar a un club un viernes, tener variedad de ambientes y salir tranquilamente un domingo o un lunes. Igualmente vamos por buen camino. No podemos dejar que la escena se vuelva un monopolio manejado solo por unos cuantos, tenemos que abrirnos más y dejar que los nuevos artistas y colectivos muestren todo lo que nos tienen que ofrecer. Acá en Colombia no somos tantos como parecemos.

***

Siga la labor musical de este colectivo en su territorio por acá, junto con otra gran iniciativa, de la región: Hipnotik Sound.