Quantcast

Tenemos un set de Sasha grabado en 1992

Érase una vez en el Reino Unido, dos jóvenes conocidos como Sasha y John Digweed…

Jay Ros

Jay Ros

Fotografía tomada de RA.

En el ámbito de la música electrónica, el Reino Unido siempre ha sido uno de los más grandes referentes por los artistas que han salido de sus tierras, música llena de calidad, creatividad, talento y originalidad.

Algunos de sus primeros DJs más reconocidos surgieron en Venue 44 en Mansfield, Inglaterra, sitio donde el club Renaissance abrió sus puertas en 1992, siendo Geoff Oakes su fundador y uno de sus grandes amigos el DJ residente Alexander Paul Coe, conocido por muchos como Sasha.

Con apenas algunos años de experiencia como DJ, Sasha ya era presentado en los flyers de Renaissance como la gran revelación. "Cada domingo hasta las 7:00 AM. Con Renaissance traeremos la muy esperada incorporación de Sasha al norte de Inglaterra. Por primera vez en más de un año, tocará cada semana en el nuevo y más excitante club del norte", se podía leer en los flyers del recién inaugurado sitio.

Flyer recuperado de Ibiza Spotlight.

Fue en Renaissance donde Sasha conocería a otro gran artista con el cual trabajaría por muchos años, publicando innumerables compilaciones y realizando incansables giras por el mundo: John Digweed, otro personaje que por su propia cuenta y amor a la música, había logrado llegar a las cabinas de varios clubes británicos.

Los DJ sets que ambos realizaban se volvieron viajes icónicos para los asistentes del club. Su técnica y estilo tuvo una aceptación tan grande que un disco se volvió inevitable. Fue en ese momento en que Renaissance publicaría The Mix Collection, un disco triple mezclado por Sasha y John Digweed con una aceptación tan grande que el club decidió continuar editando álbumes similares. Posteriormente surgirían dos grandes colecciones que se han encargado de almacenar la historia reciente de la música electrónica: Renaissance: The Masters Series y Global Underground Cities, las colecciones que darían nacimiento a los primeros DJs súper estrellas.

De aquellas legendarias noches en Renaissance quedan pocos recuerdos, uno de ellos es esta cinta de 1992, con el característico ritmo acid house que Sasha amaba en aquella época y unos cuantos toques de lo que algunos años más tarde se volvería uno de los géneros más escuchados de la electrónica, el progressive house (el verdaderamente progresivo, no ese chiste de música que Beatport tiene en su sección de progressive).

***

Puedes seguir a Sasha y pedirle que vuelva a tocar música así por acá.