Quantcast

Haciendo a un maestro: en conversación con David August

Angus Harrison

Angus Harrison

Cerca a su próximo lanzamiento, hablamos con el virtuoso artista sobre cómo hallar un equilibrio entre las distintas actividades que realiza.

Este artículo se publicó originalmente en THUMP UK.

David August y yo tenemos la misma edad. Normalmente, cuando comparo mis logros con los de alguien que lleva la misma cantidad de tiempo que yo en el planeta, pero ha conseguido muchas más cosas que yo, comienzo a preguntarme que he estado haciendo mal. Sin embargo, al terminar mi conversación por Skype con David August, es claro que en este caso no se trata de qué he estado haciendo mal, sino sobre qué ha hecho bien él.

Ha pasado gran parte de la ultima década forjando su reputación de ser meticuloso. Ya sea con sus cortes de house listos para la pista, como sus primeros releases, o las brillantes texturas de lo que ha sacado en Diynamic, no ha habido una nota mal colocada. Mientras muchos productores jóvenes, llevados por la fiebre de las reproducciones sacan y sacan música sin descanso, August ha logrado restringirse a ocasionales pero muy apreciados lanzamientos. Tal vez la raíz de esta naturaleza más estudiosa radica en sus actividades alternas. En el 2011, el mismo año de publicación de su laureado Instant Harmony EP, August se posicionaba como "Tonmeister" haciendo un curso en en Berlín, luego se mudó a Hamburgo para estudiar. Su título en producción musical le ha implicado concentrase en la precisión de su oficio, algo que se refleja en la paciente fluidez de su live set y sus cada vez mayores ambiciones orquestales.

August está pronto a lanzar un nuevo EP, esta vez en Counter Records, el sello hermano de Ninja Tune. El EP de dos tracks, "J.B.Y." y "Ouvert", es otra colección prístina. Exuberancia, soledad, giros que suenan a "música dance intricada" sin sonar aburrida o alterada. Ya en el último tramo de sus estudios, y con la atención más puesta en su música que nunca, parece que August esté iniciando una nueva etapa de su joven pero ya celebrada carrera.

THUMP: Comencemos con tu curso de Tonmeister. ¿Estás próximo a graduarte?

David August: No, todavía estoy estudiando. Acabo de terminar la primera parte de mis últimos exámenes y debería estar terminando en enero o febrero del próximo año. Me estoy tomando un tiempo de la universidad para salir de tour. Pude haber terminado este semestre pero me demoré demasiado trabajando en los exámenes de febrero que no quise entrar directo a otro periodo de clase.

¿Ha sido un reto estudiar producción musical mientras intentas crear y salir de tour con tu propia música?

Ha sido un desastre los últimos cinco años. Salir de gira, la carrera... no solía ser tan intenso a como es ahora. No me gusta utilizar la palabra "carrera" pero hay mucha más intensidad ahora. Al principio era más fácil de manejar. Mi futuro en ese momento era ser Tonmeister y ser un productor de discos; luego todo comenzó a cambiar. El estudio se convirtió en mi segunda prioridad sin que yo lo quisiera. Es un privilegio ser parte del estudio, mucha gente no es admitida por lo difícil que es el test de admisión, y haber entrado fue de las mejores expriencias de mi vida, pero mientras más difícil se hacía me daba cuenta de que no podía manejar las dos en tan alto nivel. Entonces me di cuenta que en este momento me parece más divertido trabajar en mi propia música. Producir mis propias cosas me da el máximo rendimiento creativo y eso es lo que me falta en la licenciatura.

El Tonmeister te enseña a cómo hacer ingeniería a los discos, lo que significa que puedes influenciar cómo otros artistas lo tocan, pero no exploraba mi creatividad. Me estaba perdiendo mi propia música, mi propio mundo.

Dicho eso ¿la disciplina de tu carrera ha formado la manera en la que haces música?

Totalmente. Estando en la universidad de rodeas de gente brillante: profesores y estudiantes. Eso siempre ha sido inspirador, me rodeo de gente que admiro completamente. Lo que también me ha ayudado es el constante contacto con la música. He estado en contacto con la teoría clásica y la ingeniería de audio, y también ha generado un enorme impacto.

Fuera de tu estudio, ¿los clubes todavía tienen alguna influencia en tu sonido?

Sin duda fueron muy importantes en el inicio. Ir a los clubes me hizo querer producir el tipo de música que hago. Ese ambiente ha sido parte de mi vida durante el último par de años, así que no puedo negar su importancia, pero me he dado cuenta recientemente que es un ambiente bastante agotador. Te consume. El simple hecho de las circunstancias que te rodean ­–música a todo volumen, por lo general bebes uno o dos tragos– lo convierte en un mundo paralelo dentro de esas horas, y luego por la mañana todo vuelve a la normalidad. No sé cuánta inspiración recibo de la escena club hoy en día.

Eso es interesante, ya que somos de la misma edad, pero yo no me siento cansado de los clubes. ¿Tal vez el hecho de producir música te ha cansado de ellos prematuramente?

Hay una clara diferencia si te inicias muy joven. A veces vas a escuchar a productores veteranos cuestionando lo que posiblemente podrías saber acerca de la escena si solo tienes 25 años. Bueno, soy 10 años más joven que tú o lo que sea, pero aún he estado haciendo esto desde hace 9 años. 9 años parece ser un largo tiempo, al menos para mí.

¿Creciste alrededor de la música clásica?

Sí, he estado en contacto con lo clásico desde que tengo memoria. Siempre fue una parte de mi infancia, y de mi casa. Mi padre toca el piano, mi madre es un amante de la música también. Mi hermano es músico e ingeniero de sonido.

¿A tus padres les gusta tu música?

Al principio, no. Cuando comencé en realidad ni entendían de qué se trataba el asunto, pero desde hace un par de años siempre me han respaldado. He evolucionado y ya no todo trata sobre la música electrónica. Hoy en día a mi madre y hermano realmente les gusta lo que estoy haciendo.

¿Cómo surgió tu reciente colaboración con la Orquesta Sinfónica de Berlín?

Básicamente recibí un correo electrónico de alguien desconocido diciendo: "¿Cómo te sentirías sobre el escribir algo para la Orquesta Sinfónica Alemana de Berlín?". Le dije: "Estaría bien, pero, ¿quién eres? Estaba escéptico por naturaleza. Él explicó de lo que se trataba, que había estado trabajando con la orquesta durante un par de años y que realmente quería hacer algo con artistas electrónicos. Fue un período en el que a mi Boiler Room le estaba yendo muy bien, y mi disco en Innervisions acababa de salir, así que había llamado su atención a partir de ahí.

¿Acaso sentiste mucha más responsabilidad, viendo esa cantidad de músicos?

Seguro. En los primeros ensayos me sentí demasiado estúpido, incluso hasta pensé en tirar para atrás. Tienes 50 músicos tocando tu música. Pensé que probablemente estaban aburridos con lo que había escrito. Mi profesor de clarinete de la escuela estaba en la orquesta. Cambiaron los roles, mis maestros estaban tocando mi pieza. Se sentía embarazoso. Fue algo así como una montaña rusa emocional. Al final tuvimos tres presentaciones, y con cada presentación todo se tornó más relajado. Creo que hemos tenido algunos momentos realmente hermosos al final.

Hablemos de tu nuevo EP, del cual has dicho que el track "Ouvert" fue nombrado tras un juego de cartas, ¿no?

Sí, se llama Skat. Solía ser un juego antiguo de agricultores alemanes, que inclusive se remonta a siglos atrás. Es muy complejo. Cuando escribí el track, lo jugaba mucho con mi compañero de piso y amigos, y sentía la vibra del mismo de alguna manera.

¿Estás disfrutando el lanzar música ahora más que nunca?

Me gustaría lanzar más música en general. No he estado lanzando mucho, no porque tuviera miedo de lo que otras personas podrían pensar, sino porque tenía miedo de que no me gustara después de dos semanas. Todo lo que suena en mis sets en vivo nunca ha sido lanzado porque no creía que fuera lo suficientemente bueno. Esa es la razón por la que no he estado lanzando mucha música últimamente, y solo he estado haciendo remixes hasta ahora. Creo que necesito estar bien con un track que no sea tan bueno como el que saqué anteriormente. Prefiero eso y sacar más música, en lugar de no tener música. Se trata de aceptarte más a ti mismo. Eso es muy importante, creo. Puedes fallar, pero eso está bien.

***

"J.B.Y./Ouvert" está disponible acá. Sigue a Angus en Twitter.