Quantcast
noticias

Deadmau5 demandó por 10 millones de dólares a su antiguo sello por publicar remixes no autorizados

Si Deadmau5 ganó una batalla contra Disney, todo apunta a que va a ganar esta demanda millonaria.

Adelaide Andrews

Courtesy of Deadmau5's Facebook

Ha pasado una eternidad desde la última batalla legal que emprendió el productor canadiense Joel "Deadmau5" Zimmerman, algo así como cinco meses. Pero con su nueva demanda multimillonaria contra la compañía Play Records, coterráneos del artista, este productor tan combatiente está listo para dar una nueva batalla.

De acuerdo con los documentos realizados en Ontario, Zimmerman demandará al sello Play Records en Toronto con toda una lista de cargos, incluyendo incumplimiento de contrato, falso aval e infracción de los derechos morales.

Estos documentos aseguran que Deadmau5 firmó con Play Records en 2006 para acuerdos de management y publicaciones. Sin embargo en 2007 el productor se movió a Londres, lejos de las instalaciones de Play Records, y encontró una compañía administrativa en la ciudad. Tras experimentar un crecimiento exitoso, Zimmerman decidió cortar su relación con Play Records.

Para poder dejar el sello, el artista firmó un acuerdo en 2008 donde "cedía sus primeras grabaciones y composiciones musicales". Sin embargo, esta concesión tenía ciertas estipulaciones, pues se necesitaba el "consentimiento escrito de Zimmerman para" publicar nuevos remixes de estos tracks.

A pesar del acuerdo, los documentos alegan que Play Records ha continuado publicando nuevos remixes de los primeros materiales discográficos de Zimmerman sin su autorización.

Es por esto que actualmente la compañía enfrenta un cargo por 10 millones de dólares y si Deadmau5 pudo vencer a Disney en la corte, hay muy buenas posibilidades de que pueda ganarle a cualquier otro.

Pillen algunos de los remixes ilegales, que continúan aún en el SoundCloud de Play Records:

***

Play Records no ha hecho comentarios al respecto al momento de realizar esta nota. Sigue a Adelaide en Twitter.