All Access: sobre cómo la accesibilidad limita la inclusión en la música electrónica

Si estamos excluyendo el ingreso a los clubes nocturnos de un segmento de la población, ¿Cómo podemos decir que estamos 100% a favor de la inclusión?

|
oct. 29 2015, 8:30pm

La música dance esta fundada en el concepto de la inclusión. Desde los inicios de la música house en los clubes gay, en las manos creativas de productores afroamericanos, hasta las audiencias de hoy, con mezclas de razas, etnias, religiones y preferencias de género. Nosotros como seguidores de la música, nos enorgullecemos de esta inclusión. Y estamos dispuesto a defenderla implacablemente, pero cuando se trata de la inclusión de discapacitados, quedan varias preguntas en el aire.

En algunos clubes de Toronto, como CODA, The Hoxton y Nest, existen barreras físicas para los fans que usan sillas de ruedas y otros dispositivos de movilidad, que, de acuerdo con el gobierno de Ontario, afecta a 1 de cada 7 ciudadanos.

En el 2005, el gobierno provincial aprobó el Acto de Accesibilidad para Ciudadanos de Ontario con Discapacidades. La meta es ver a Ontario un lugar "libre de barreras" para todas las personas con discapacidad para el 2025. Pero es un proyecto masivo y costoso. Tomará tiempo, e incluso está empezando a ser criticado como inefectivo y fuera de tiempo.

Esta semana en el concierto True Colors de Zedd en Toronto, Canadá, a Ian McAdam, un "súper fan" de la música dance y parte crucial del nuevo documental de THUMP: All Access, le negaron la entrada a la pista principal por su discapacidad a pesar de que el staff le garantizó previamente que tendría acceso. Forzado a estar en el área de concesiones por más de dos horas, inició una conversación con Zedd por Twitter, con la esperanza de tener acceso a un show por el cual ya había pagado.

Aunque McAdam fue capaz de resolver la situación (en parte gracias al equipo de Zedd), este tipo de situaciones no tienen excusa. Y aún así, pasa en todos los países cada fin de semana.

En All Access, THUMP Canadá habla sobre la accesibilidad que los discapacitados tienen a los lugares para música electrónica, comenzando en Toronto. Nuestro anfitrión, el comediante Andre H. Arruda, habla con McAdam, un concejal de la ciudad y un activista que inicia la conversación en medio de un problema que está pasando desapercibido.

Si estamos excluyendo el ingreso a los clubes nocturnos de un segmento de la población, ¿Cómo podemos decir que estamos 100% a favor de la inclusión?

***

Sigue a THUMP en Facebook // Twitter // Youtube