Quantcast

El Hotel Avicii en Miami está completamente demente

Nenas tetonas en crop tops de Avicii y nalga-shorts de piel paseaban de un lado a otro, repartiendo postres de un camión brandeado de helados. El motivo principal de la mayoría de los trucos del hotel Avicii parece ser el “¿por qué chingados no?”

Michelle Lhooq

Michelle Lhooq

La noche del viernes, el semidiós del EDM, maniquí de Ralph Lauren y posible pterodáctilo Avicii fue hospitalizado con severos dolores abdominales, náusea y una fiebre derivada de una vesícula bloqueada. De acuerdo con su publicista, se cancelaron sus shows programados en Cuba esta semana, como también su climático set del viernes en el SLS Hotel de Miami—renombrado The Avicii Hotel para Miami Music Week. No estará encabezando el Ultra Music Festival hoy tampoco.

"Estuve con Tim en el hospital," dijo el manager de Avicii, Ash Pournouri, por email. "Fue muy frustrante para él no haber visto el Avicii Hotel. Y por supuesto, Ultra ha sido muy importante para nosotros desde hace muchos años, es una gran decepción el no poder no tocar."

La multitud dentro del Avicii Hotel Ushuaia pop-up club

A pesar de la ausencia física de la superestrella de melena dorada, la manía Avicii en Miami continúa—quizás hasta haya sido intensificado debido a las noticias. "Por dios, ¿está bien? ¿Tuvo una sobredosis o algo?" preguntaban los fans entre foto y foto.

El Avicii Hotel encapsula la suave audacia de la estrategia de marketing del DJ superestrella. Aquí, la Experiencia Total del Avicii Branding está completamente expuesto.

Carritos de golf, en tonos rosa y dorado, armados con bocinas tronando True a todo volumen, álbum del 2013 así como su más reciente álbum de remixes True - Avicii by Avicii desfilaban en la entrada, con los bros más mamados del EDM super atentos para ofrecerte un ride. El gancho inevitable de "Levels" penetró en el húmedo y pegajoso aire.

Nenas tetonas en crop tops de Avicii y nalga-shorts de piel paseaban de un lado a otro, repartiendo postres de un camión brandeado de helados. El motivo principal de la mayoría de los trucos del hotel Avicii parece ser el "¿por qué chingados no?"

Dentro del lobby, como era de esperarse, era Avicii-landia. En un intento de mezclar con buen gusto su parecido con la existente decoración del hotel, había fotos de Avicii detrás de la recepción en blanco y negro, justo como las fotos vintage que las rodeaban. En ocasiones, al topártelo te sentías en una versión EDM de ¿Dónde está Wally?

Pero a veces, simplemente te espiaba desde arriba.

O detrás de tí en el elevador. Nada extraño, para nada.

Y en raros pero mágicos momentos, su identidad se fusionaba con la tuya. Como en el baño de hombres, donde podías convertirte en Avicii mientras meabas.

Desafortunadamente el autor era demasiado chaparro para lograr una completa inmersión Avicii.

Una habitación estándar en el Avicii Hotel te cuesta alrededor de $800 dólares—pero ese precio te incluye una bolsa repleta de swag con su gorra característica, audífonos brandeados con Avicii, chanclas, playeras y un pato de hule. Nuevamente: ¿por qué chingados no?

Pero para conseguir más swag de Avicii, solo tenías que echar una rápida caminata a la extensión comercial de la experiencia brandeada de Avicii—la tienda pop-up de Avicii.

Acurrucado dentro de la típica tienda de souvenirs que vende pins de "Las Chichis Rifan" y ombligueras de "Sobreviví al Spring Break", la gama de mercancía de Avicii hasta se veía elegante en comparación. O quizá se deba a que las sensuales modelos se ven bien vendiendo lo que sea—incluyendo condones Avicii.

Aquí, podías decorarte con lo que quisieras, desde playeras de Avicii ($24 dlls) a botellas de agua ($12) a beanies ($18) a toallas para la playa ($24). Dos chicas bronceadas veían las ombligueras que estaban en la esquina. ¿Planeaban usar su swag de Avicii hoy en el Ultra—aunque Avicii había sido reemplazado por Deadmau5? "Oh, ¿canceló?" decían, los ojos disparándose hacia una camioneta con un enorme video-anuncio de Martin Garrix que se encontraba afuera. "Bueno, quizá no," respondieron de manera distraída.

Bueno—siempre estará el próximo año cuando, según los chismes, la imparable campaña de branding de Avicii tomará control de una calle completa.