Quantcast

DJ killed the popstar: El millonario negocio de presionar play

¿Cuándo volveremos a los inicios?

Jay Ros

Jay Ros

Rukes.com

"Esta música no es para fanáticos, es para innovadores. Realmente es la música del futuro. No tiene fronteras ni estructuras y puede ir tan rápido como el mismo paso del tiempo."

Jeff Mills

A inicios de los 80's, cuando el género disco comenzó su declive, pocos habrían pensado que la Música Electrónica de Baile (Electronic Dance Music o EDM en inglés) volvería a tener una popularidad similar. Discotecas como el Studio 54 o Paradise Garage fueron símbolos de una generación y el furor por este fenómeno incrementó con la llegada al cine del filme Saturday Night Fever, protagonizado por John Travolta, el cual estimuló a millones de jóvenes a desfilar por la pista de baile sin inhibición alguna, con los pasos más originales que su mente fuera capaz de crear.

Para los amantes de la escena electrónica, el EDM no ha tenido descanso desde aquellos años. La música disco de los 70's tiene como gran representante al legendario productor Giorgio Moroder, los 80's llegaron con el house de Larry Levan y Frankie Knuckles y los 90's vieron la consagración de géneros como el progressive house, el techno y el trance de la mano de súper estrellas como Sasha, Pete Tong, John Digweed, Jeff Mills, Carl Craig, Andrew Weatherall, Dave Clarke, Paul Oakenfold, Tiësto, Armin van Buuren y Paul van Dyk, entre muchos otros.

Durante la década del 2000 llegó la glorificación a icónicas compilaciones musicales que se encargaron de almacenar la historia del EDM y de definir los estilos que la gente escucharía en los clubes nocturnos de todo el mundo y principalmente de Ibiza. Entre estas se encuentran los innumerables volúmenes de Renaissance The Masters Series, Global Underground Cities, In Search Of Sunrise, The Politics Of Dancing, Fabric, Balance Series y la colección Mixmag Presents.

Del disco al EDM, con Giorgio Moroder. Foto de Facebook.

Sin embargo, 80's, 90's y 00's fueron décadas en las cuales el EDM pasó desapercibido para el público con preferencias por el rock, el jazz, el pop o cualquier otro ritmo no fabricado por máquinas. El mundo en general no volvió a poner su mirada en la escena electrónica hasta finales de la década pasada, en gran parte por la repentina popularización de un trío de DJs suecos conocidos como la Swedish House Mafia, así como del festival masivo Tomorrowland, el cual se encarga cada año de reunir en un fin de semana a más de 300 DJs en la Provincia de Amberes, en Bélgica.

A lo anterior se suma el DJ y productor escocés Adam Richard Wiles, mejor conocido por su nombre artístico, Calvin Harris, quien ya podría ser considerado el nuevo Rey del Pop, tras haber conseguido que nueve de los sencillos desprendidos de su álbum 18 Months se colocaran en el top ten de los UK Singles Chart, rompiendo el récord que Michael Jackson impuso en 1987 y 1991 con los discos Bad y Dangerous, respectivamente.

Los años 2012, 2013 y 2014 fueron años de gran éxito para diversos DJs de todo el mundo, Avicii entre ellos con su sencillo "Wake Me Up", el cual se convirtió en febrero del 2014 en el track más escuchado en Spotify desde la creación de dicha plataforma, con un total de 200 millones de reproducciones, de acuerdo con datos recabados por Kevin Watson en el IMS Business Report 2014, realizado durante el International Music Summit 2014 en Ibiza. Una cifra pequeña comparada con las 600 millones de reproducciones que el tema obtuvo en YouTube para abril del mismo año (sumando tanto el video oficial como el lyric video).

Un estimado creado por Kevin Watson, muestra que durante un periodo de 12 meses, comprendidos entre el 2013 y 2014, las ventas de música, software y hardware para mezcla y producción, boletos para festivales y clubes en todo el mundo, entre varios otros elementos relacionados, generaron un gigantesco movimiento económico, calculando que la industria global de la Música Electrónica tenía un valor en ese momento de $6.2 billones de dólares.

Selfie con la reina. Foto de Instagram.

El actual éxito económico del EDM ya forma partes de las innumerables listas que la revista Forbes publica año con año. De nueva cuenta Calvin Harris rompió récords, convirtiéndose en el DJ que más ingresos tuvo a lo largo del 2014, en el cual generó $66 millones de dólares, en gran parte por los pagos que le otorgó el club nocturno Hakkasan Las Vegas, ubicado dentro del MGM Grand Hotel & Casino, los cuales alcanzaron la cantidad de $300,000 dólares por presentación. Una cantidad relativamente pequeña al lado del millón de dólares que recibió por mezclar una noche en el evento Bacardí Triangle, en Puerto Rico, una fiesta privada con sólo 1862 invitados con los cuales la empresa conmemoraba el año de su fundación.

Las anteriores cifras colocaron a Calvin Harris entre los 10 músicos mejor pagados del 2014, superando a artistas como Taylor Swift, Jay Z, Bruno Mars, Justin Timberlake, Pink, Michael Bublé, Rihanna, The Rolling Stones, Elton John, Katy Perry, Miley Cyrus, Muse, Lady Gaga, Kanye West, Britney Spears y Madonna, por nombrar sólo a algunos.

Cómo un ingeniero petroquímico creó auto-tune y cambió la música para siempre

La insaciable necesidad de EDM por parte de las nuevas generaciones ha provocado que estrellas del pop dejen en manos de DJs la realización de sus últimos materiales discográficos. Martin Solveig, Benny Benassi, Diplo y Avicii son los responsables de mantener a Madonna vigente gracias a las producciones que realizaron en los discos MDNA y Rebel Heart. Lady Gaga puso en manos de Infected Mushroom, Zedd, White Shadow y Madeon la elaboración de Artpop y Ellie Goulding, Rihanna, Big Sean, Haim, Gwen Stefani, John Newman, Hurts, Florence Welch y Ne-Yo, han prestado su voz a diversos temas de Calvin Harris.

Coachella, el festival anual de música y artes celebrado en Indio, California, también ha sido testigo del fenómeno generado por el EDM. Durante su edición 2015 el artista estadounidense Kaskade fue el único DJ con un espacio en el escenario principal, pues por lo general los intérpretes de música electrónica cuentan con un área separada para su presentación; sin embargo, los comentarios en redes sociales previos al evento mostraban que su espectáculo tendría problemas de logística y seguridad por sobrecupo. Para sorpresa de los organizadores, Kaskade rompió récord, siendo el artista que más gente ha reunido en el escenario principal de Coachella en toda su historia. La hazaña puede observarse en YouTube, gracias a un vídeo filmado por un drone donde se observa a la multitud reunida.

Para los DJs que comenzaron con este movimiento hace más de tres décadas es sorpresivo el gran impacto del EDM en las nuevas generaciones, pues la profesión de disc jockey solía ser poco respetada en los 80's y 90's. El que alguien recibiera un pago por cambiar discos en una tornamesa y posteriormente presionara play resultaba absurdo.

Sin embargo, esta no es la primera vez que presionar play se vuelve un trabajo millonario, hubo varios DJs que desde finales de los 80's lograron hacer de esta profesión un gran negocio gracias a su habilidad en el escenario y al hecho de que su competencia era mínima, comparada con la actual. En ocasiones eran ellos los encargados de crear sus propios eventos o de invertir en nuevos clubes nocturnos, lo cual terminaba otorgándoles mayores ganancias. Entre ellos podemos nombrar a personajes como Fatboy Slim, Sasha y Pete Tong, tres británicos a los cuales Dom Phillips, ex editor de la revista Mixmag, nos presenta como los primeros DJs súper estrella en su libro, Superstar DJs Here We Go!

Esta fue la primer película que documentó la cultura del rave en los 90

Pete Tong no sólo se ha encargado de promocionar eventos. Él ha sido uno de los más fuertes impulsores de la música electrónica. En el 2014 fue nombrado Miembro de la Excelentísima Orden del Imperio Británico (MBE por sus siglas en inglés) debido a su larga carrera dedicada a la radio, con la cual ha apoyado a cientos de artistas y DJs a través de su programa semanal Essential Mix, transmitido desde hace más de 20 años en la estación BBC Radio 1. Desde su primera transmisión en octubre de 1993 hasta la fecha, más de 500 artistas diferentes han estado presentes en la emisión, la cual ya supera los 1000 episodios.

El concepto radiofónico de Pete Tong podría definirse de muchas formas; sin embargo, una de las más acertadas es la que el propio locutor ha utilizado en los últimos años como introducción de su programa: "Era algo profundo, era algo alegre, era techno, era disco, un caleidoscopio de sonidos, era verdaderamente underground. Nueva York, Ibiza y Miami, todos envueltos en uno. Un Essential Mix en las nubes donde podíamos bailar y gritar. Debo haber ido al paraíso del house porque no hay nada tan divino."

¿Y sí estos tres formarán una banda? Otro épico momento cápturado por Rukes.com

La frase que se escucha al inicio del programa es un fragmento del track "Divine" de Meat Katie y Roland Clark, el cual retrata un paraíso donde todos bailan sin prejuicios, sin odio ni resentimiento todo tipo de géneros electrónicos. Un lugar lleno de alegría donde lo único que importa es la música. La gente apasionada por la EDM coincidirá en que el Essential Mix es aquel paraíso descrito en la canción.

Sin embargo, la letra completa de "Divine" no es un promocional del radioshow más conocido e importante de la escena electrónica sino un relato que nos recuerda los orígenes de la EDM. Tanto el house como el disco fueron movimientos que buscaban unificar a la gente, sin importar sus estratos sociales o sus orígenes. Negros y blancos, homosexuales y heterosexuales, pobres y ricos, todos eran bienvenidos, principalmente a los clubs nocturnos icónicos de cada género, The Warehouse y el Studio 54.

La gente aún va al club sin saber qué DJ está tocando

Los pioneros de la EDM no buscaban popularidad, sólo convivencia y experimentación. En la obra Loops, Una Historia de la Música Electrónica del periodista Javier Blánquez, Simon Reynolds nos recuerda que "el carisma videogénico, los movimientos de baile e incluso la técnica interpretativa (sobre todo ahora, cuando los videos parecen mini películas)... son irrelevantes para la música dance, que no desea vender personalidad."

Influenciados por el jazz, el dub y la música clásica, los primeros artistas que experimentaron con sintetizadores y cajas de ritmos ni siquiera buscaban que el público se reuniera a bailar sus obras, pues estas eran creadas para demostrar que se podían expresar sentimientos y emociones sin el uso de complejas letras en las canciones, utilizando únicamente maquinas electrónicas para producir las melodías y las voces.

Es claro que todos estos valores se han perdido en la actualidad. Al menos por parte de los artistas que están en la cima de las listas de popularidad de todo el mundo, generando más dinero por hora sólo por subirse a un escenario y presionar play, del que tú verás reunido en tu AFORE a la hora de tu jubilación. En la actualidad, sólo nos resta preguntarnos, ¿La electrónica volverá en algún momento a ser el movimiento artístico de creatividad y experimentación que fue en sus orígenes? El balance entre lo comercial y lo experimental se mantiene neutral.

En el caso de Calvin Harris y Diplo, al menos podemos reconocer su valor como productores. Pero, ¿Qué sucede con muchos otros artistas que literalmente se suben a un escenario a presionar play en su iPad y cobran cientos de miles de dólares por ello?

Diez trucos básicos para sobresalir como DJ.

La reciente premiación de los Grammy 2016, donde Jack Ü resultó ser el mejor proyecto de música electrónica del año nos hace pensar que no, no se puede volver a los orígenes, la música electrónica se ha perdido en un mar de dinero donde todos quisiéramos ir a nadar. Pero la bancarrota de SFX Entertainment podría representar que el EDM como negocio no es funcional, entonces sí se puede regresar a la electrónica con valores, una vez que la burbuja explote y la música de sintetizadores deje de ser relevante para los medios masivos de comunicación.

Muchos me han dicho en innumerables ocasiones, "ya chole con tus quejas, deja de criticar la música electrónica comercial," pero es difícil aceptar el hecho de que numerosos artistas electrónicos con talento sean ignorados mientras los TOP DJs se vuelven millonarios con mínimo esfuerzo, viéndonos al resto de los mortales con un rostro de "si quieres lo que yo tengo, chingale más". ¿Será que no estamos haciendo el esfuerzo suficiente para generar una mejor escena electrónica?

Jay Ros es Social Producer en THUMP. Síguelo en Facebook // Twitter

Sigue a THUMP México en su nuevo perfil de Facebook.