Isao Tomita, pionero japonés de la electrónica, ha fallecido

Tomita fue una gran influencia para la Yellow Magic Orchestra.

|
may. 9 2016, 4:56pm

Photo via the artist's website

Reportes confirman que el compositor electrónico japonés, Isao Tomita, ha fallecido a sus 84 años.

Como compositor joven, Tomita desarrolló un sonido ambiental con instrumentos acústicos que él llamaba "poemas de tono". Esta técnica fue usada para musicalizar el show de ciencia ficción japonés, Mighty Jack. Tras adquirir un sistema modular Moog II a inicios de la década de 1970, el volteó su atención a la composición con instrumentos electrónicos. Su álbum de 1974, Snowflakes Are Dancing, se basaba en las composiciones de "pinturas de tono" de Debussy, usando su sintetizador Moog. Fue un éxito internacional—Snowflakes Are Dancing fue nominado a cuatro premios Grammy en 1975, incluyendo Mejor Álbum Clásico del Año.

El alumno de Tomita, Hideki Matsutake se volvió el programador de sonido de la Yellow Magic Orchestra de 1978-1982. En una entrevista con Resident Advisor, Matsutake profesó la gran influencia que Tomita fue para la música de la banda, en particular para su líder, Ryuichi Sakamoto: "En el estudio, YMO solía pasar tiempo analizando cómo Tomita creaba sus sonidos. Sakamoto tenía todos los discos de Tomita y solía traer un disco al estudio y decir, 'Hoy, escuchemos esto y estudiemos'. El sonido de la YMO definitivamente tiene sus raíces en la música de Tomita".

En las décadas de 1980 y 1990, Tomita desarrolló una serie de conciertos conocidos como los conciertos Sound Cloud, que envolvían a los asistentes en sonidos que venían de múltiples fuentes, de diferentes locaciones. En un concierto en la costa en Sidney, mientras Tomita estaba en el escenario, un bote lleno de percusionistas kabuki actuaba desde el agua, y un helicóptero con una bocina atado a él, volaba alrededor del público.

En estos días, que Tomita falleció, el compositor se encontraba trabajando en un musical holográfico que tendría como estrella a la celebridad virtual Hatsune Miku. Titulado Dr. Coppelius, el proyecto estaba dedicado al amigo de Tomita, Hideo Itokawa, el padre de la cohetería japonesa. "Me gustaría finalizar 'Dr. Coppelius' tanto como sea posible", comentó al Japan Times en diciembre, "para que, sí incluso algo me sucede, otros puedan culminarlo."