Quantcast
Destacados

Los DJs no deberían tener que vivir con un zumbido en sus oídos

Laidback Luke, Roger Sanchez y más nos platican de los peligros de la pérdida de oído y lo que hacen para protegerse.

Benjamin Boles

Ethan Tennier-Stuart


Sigue a THUMP México en Facebook


Este artículo se publicó originalmente en THUMP Canadá.

Estoy esperando para hacerme un examen de audición y estoy asustado. La mayoría de mi trabajo como periodista musical, junto con mi vida social, ha girado alrededor de la música alta por más de dos décadas. Aunque usualmente uso tapones baratos de gomaespuma, no he sido tan consistente como debería haberlo sido, y estoy particularmente preocupado por el daño que he hecho durante mis DJ sets.

Nunca fui un DJ famoso que va de giras, pero pasé muchos años tocando largas horas a la semana en bares de Toronto, mezclado con fiestas ocasionales en clubes y tocadas de bodega con equipos de sonidos más grandes. Nunca he usado protección auditiva en la cabina, porque sentía que los tapones interferían demasiado con la mezcla. Gradualmente me he dado cuenta de que he estado subiéndole a los monitores en el transcurso de una larga noche, y el chillido en mis oídos tardaba más y más en desaparecer luego de cada tocada. Hace algunos años, comencé a darme cuenta de que estaba teniendo problemas para seguir conversaciones en situaciones donde había mucho ruido de fondo.

Luego, un día ese chillido familiar nunca se fue.

Aunque la pérdida de la audición causada por la música alta es una realidad bien conocida, la mayoría de los artistas lo ven como un asunto con el que lidiarán una vez que se retiren, sin darse cuenta de que a menudo puede afectar a artistas en la cima de sus carreras.

Relacionado: Consejos para evitar la sordera antes de los 30

"Solía irme a casa luego de una tocada y mis oídos chillaban muchísimo. Luego un día me di cuenta de que nunca más pararon de hacerlo", dice la DJ de house y productora de Toronto, Sydney Blu, quien ha estado tocando regularmente desde el 2000. "No mucho después de eso, me percaté de que cuando estoy en un club nocturno y alguien me habla en el oído derecho, tengo que detenerlos y poner mi oído izquierdo para escuchar".

Finalmente, Sydney encontró tapones a la medida especiales para músicos, pero se dio cuenta de que nunca podría a acostumbrarse a usarlos mientras hace sus DJ sets. En lugar de eso, intenta mantener sus monitores tan bajos como le sea posible, y les baja todo el volumen entre mezcla y mezcla. "Muchos de los DJs mayores que conozco tienen tinnitus. Ojalá hubiera pensado en eso antes, y hubiera sabido lo malo que podría llegar a ser".

En la actualidad, no hay manera de revertir el tinnitus, y las opciones de tratamiento para la pérdida de la audición aún están en sus primeras etapas. Muchos de los DJs que están constantemente girando y tocando en festivales alrededor del mundo, no notan que el chillido en sus oídos empeora, hasta que es muy tarde.

"Creo que es común en el campo de los DJs", dice el veterano de música house de NYC, Roger Sánchez. "Mucha gente tiene tinnitus y ni siquiera lo han identificado. Simplemente están muy acostumbrados al chillido en sus oídos y piensan que es solo por la tocada de la noche anterior. Pero si tocas tres o cuatro veces a la semana, te expones casi constantemente. Después, cuando retroceden, se dan cuenta de que tienen tinnitus.".

Sánchez ha estado presentándose por 36 años, y comenzó a experimentar un chillido permanente hacia finales de los 90. Como Blu, consiguió tapones personalizados, y siente que eso lo ha salvado de un daño mayor. Sin embargo, admite que tuvo que aprender a mezclar usando los protectores auditivos.

"Al comienzo, sentía que no podía escuchar claramente. Era como si alguien hubiera puesto sus manos sobre mis oídos. Me llevó un tiempo aclimatarme, pero lo que comencé a notar fue que podía subir el volumen de mis monitores y ya no sonaban tan penetrantes. También hice que pusieran cajones de bajos en muchas cabinas, lo que ayudaba a compensar."

Sánchez dice que se ha hecho mucho más común en años recientes que los DJs de renombre usen tapones personalizados mientras tocan. Finalmente se examinó la audición en 2010, y resultó que había una caída en el rango agudo de su audición cerca del rango de los 800 hz, pero estaba aliviado de saber que el daño no era peor. Aunque, el chillido persistente en sus oídos aún está ahí.

Relacionado: Cómo el audio Hi-Res podría ayudar a terminar con la Guerra del Volumen

"Justo ahora lo puedo oír, pero me he acostumbrado a él. No lo noto cuando camino por la calle, o si no le estoy prestando atención, pero el momento en que todo está en silencio, comienza el chillido. No es muy ruidoso, gracias a Dios. Creo que usar los filtros evitó que llegara a ese nivel. Conozco a algunas personas que lo tienen bastante fuerte".

[vice_embeds src='//embeds.vice.com/?embedCode=9oZ3Y3NTE6eP3QKpaS7WFwN4nuuP_ps6&playerId=YjMwNmI4YjU2MGM5ZWRjMzRmMjljMjc5&aid=news.vice.com&autoplay=0&hide_embed=0&ad_rule=1&share_url=https://news.vice.com/' width='100' height='360']

Los tapones personalizados para músicos pueden costar más de $200, pero son una de las pocas opciones para los DJs que necesitan poder oír con precisión el efecto de sus ajustes de ecualización y filtros. Los tapones desechables baratos que compras en la farmacia protegen tus oídos de la misma manera, pero cambian tanto el sonido que pocos artistas los usan.

"Un tapón barato de gomaespuma puede bajar el sonido en unos 25 dB en una frecuencia y 10 dB en otra", explica Adam Rhodes, el director de la compañía de protección auditiva ACS Custom, en Estados Unidos. "Amortiguan el sonido, porque no es una respuesta verdadera. No puedes oír nada, le quita todo el disfrute a la experiencia, así que terminas quitándotelos. Aunque, cuando tienes el filtro adecuado, no sacrificas calidad en absoluto: nada más le bajas el volumen".

ACS trabaja con muchos de los nombres más grandes en la música electrónica, desde Tiësto hasta Zedd y deadmau5. Rhodes dice que hay mucha más conciencia sobre el tema ahora, aunque es muy frecuente que los artistas acudan a ellos después de tener daño permanente. "Básicamente cada semana escuchamos a alguien decir que desearían haberse enterado de esto hace diez años. Lo escuchamos a menudo", dice. "Creo que es un tema de educación. Estamos en festivales todos los fines de semana durante los veranos, intentando hacérselos tan accesibles como sea posible".

En los últimos años, muchos artistas que giran se han cambiado a los monitores in-ear, que bloquean sonidos externos y amplifican lo que necesitan escuchar. Sin embargo, en el mundo de la música electrónica, son mucho menos comunes porque con ellos los DJs tendrían que reestructurar completamente sus mezclas.

"Los monitores in-ear no siempre les han servido a los DJs", admite Rhodes. "A ellos les gusta usar sus audífonos sobre sus oídos, poder quitárselos y hacer la mezcla con un oído cubierto. Aunque hay algunos DJs que los usan, como deadmau5. Ahora tenemos un modelo que tienen micrófonos ambientales integrados, para que se pueda escuchar la mezcla. Eso es más o menos lo que viene, pero todavía es difícil de convencer a los DJs de usarlos. Están tan acostumbrados a usar audífonos que es casi parte de su atuendo cuando se presentan".

Relacionado: Aparentemente, podrías crear un agujero negro si tu música está muy fuerte

Un artista que ha hecho la transición a los monitores in-ear es el DJ y productor holandés Laidback Luke, quien comenzó a usar tapones a la medida a comienzos de la década pasada, luego de verse preocupado por el tinnitus y una creciente falta de sensibilidad a niveles altos de volumen. Alrededor del 2008, decidió darles una oportunidad a los monitores in-ear y los ha usado desde entonces.

"Simplemente no estaba encontrando la definición que estaba buscando en monitores de DJs. Probamos los in-ears y estaba bastante contento con la claridad. Incluso en salas grandes con mucha reverberación, mi monitoreo siempre sería el mismo", dice. "Fue una revelación para mí. Podía mantener el volumen bajo, y aun así escuchar cada detalle en la canción. Ya no podía escuchar más al público, pero eso sólo me hizo trabajar más duro por los aplausos". No fue sino hasta hace tres años que finalmente juntó el coraje para examinarse la audición.

Afortunadamente, resulta que la adopción temprana de protectores auditivos tuvo un gran impacto, y los resultados fueron completamente normales. Incluso el chillido constante y el pitido que lo asustaban al principio de su carrera habían disminuido.

Incluso mi propio chillido no está ni cerca de ser tan grave como era hace años, pero sí que parece fuerte en el silencio absoluto de la cabina a prueba de sonido en la clínica del centro de Toronto donde se me está tratando la audición. Me cuesta escuchar los tonos, pero me siento optimista de que soy capaz de notar algunos de las señales de frecuencias altas que me están enviando. Sin embargo, también estoy notando que hay largas pausas donde probablemente debería estar escuchando algo.

"¿Trabajas con maquinaria pesada?" me pregunta el doctor mientras mira mis resultados, lo que hace que mi corazón se salte un latido. Cuando le explico que estoy constantemente expuesto a música alta, me dice que eso explica lo que le muestra la gráfica, y por qué el rango de alta frecuencia de mi audición es aún decente.

"De hecho no está tan mal. Tu oído izquierdo tiene una caída en 1K, pero todavía está dentro de un rango normal. Aunque tu oído derecho tiene una pérdida mucho más grande, en 4K. De verdad deberías buscarte un par de tapones personalizados para musicos".

Me voy de su oficina sintiendo alivio porque mi audición no está peor, pero avergonzado de que me haya tomado tanto tiempo para tomarlo en serio. Afortunadamente, no es demasiado tarde para evitar que las cosas empeoren.

Benjamin Boles está en Twitter.