The Black Madonna: "Los clubes son peligrosos para las mujeres"

Una de las DJs más finas de Chicago nos habla sobre la necesidad de las mujeres de ser autónomas en la cultura club contemporánea.

|
sep. 7 2015, 7:35pm

The Black Madonna (Marea Stamper) nunca podría ser considerada una DJ aburrida y puedes esperar escuchar de ella toda una variedad de géneros desde el new wave al acid, techno o filter house, juntos y sin problemas. En los últimos años, Stamper ha pasado de mandar tracks a Dust Traxx a tocar en clubes de todo el mundo.

Stamper no es sólo conocida por su proeza como DJ. A principios de este año DJBroadcast reunió su manifesto donde hacia un llamado para tener a un mayor grupo femenino en el mundo del dance. Unos días atrás contribuyó a la lista de 20 mujeres que han dado forma a la música y a la cultura club a lo largo de las tres últimas décadas. Con the Black Madonna hay algo más que "sólo" mezclar, hay un mensaje en su medio.

Recientemente nuestros compañeros de THUMP en los Países Bajos hicieron una llamada a Chicago para platicar con Stamper. Aquí dejamos sus respuestas.

THUMP: Eres conocida por tu mezcla de géneros a la hora de tocar. ¿Es algo que vez como un acercamiento estadounidense?

The Black Madonna: De algún modo. Pasar de lo duro a lo suave, del disco al techno, del acid al soulful es una cosa muy "estadounidense de 1995" o algo así. Creo que tengo cosas un poco más contrastantes que otros DJs estadounidenses porque mucha gente en los EU está fuertemente influenciada por DJs europeos justo ahora, cuando yo crecí admirando a gente como Paul Johnson o Derrick Carter, que siempre jugaban con los géneros. House, disco y techno todos juntos. Aún aspiro a ser eso.

¿Cómo es la escena en Chicago actualmente?

Es muy tribal. Tienes el legado del house de Chicago con gente que ha estado haciendo música por treinta años o más y son una comunidad muy unida. Es genial. Pero también hay un grupo de gente, donde me incluyo, con un fondo más del estilo house-meets-punk. Por otro lado, hay un grupo de gente joven, particularmente de comunidades hispánicas como Pilsen, organizando pequeñas fiestas underground donde puedes escuchar de todo desde techno hasta noise o ballroom. ¡Y algunas de estas personas ni siquiera tienen la edad suficiente para beber! Lo que pasa en Chicago es único. Súper fresco y crudo y estoy constantemente preguntándome a dónde irán las cosas. Mantengo mi vista en las cosas y trato de aprender de lo que pasa a mi alrededor.

Has sido una voz del feminismo y nunca temes hablar sobre los problemas que enfrentan las mujeres en el mundo del dance. ¿Por qué?

La gente que cree en la igualdad no siempre se identifica como feminista, suelen llamarse humanistas. Si, el feminismo puede ser un aspecto del humanismo, pero es importante enfocarse en los problemas que las mujeres enfrentan, incluso en la cultura dance y reconocer las formas especificas en que la desigualdad es un reto para las mujeres en este ambiente. Hay ciertos problemas que las trans deben enfrentar. Hay ciertos problemas que las mujeres de color enfrentan. Hay ciertos problemas que las mujeres pobres o con discapacidades enfrentan. Nos enfrentamos a un salario desigual y a ambientes peligrosos de trabajo. Debemos mirar esas cosas y escuchar sus experiencias directamente. Si las ignoramos y decimos, "oh, todos deberíamos ser iguales y todos deberíamos ser felices," entonces no se podrán resolver ninguno de esos problemas.

La gente ama la ilusión de que los clubes son lugares seguros donde todos son libres e iguales.

La gente ama la ilusión de que los clubes son un lugar seguro donde todos son libres e iguales. Es una deliciosa ilusión a la que regresamos una y otra vez en la música dance. Pero sólo eso, una ilusión.

Los clubes son peligrosos para las mujeres. El número de ataques sexuales que involucra substancias en bares es realmente alarmante. Y no olvidemos la forma en que estos problemas afectan a las trans específicamente en lugares públicos. No olvidemos la forma en que estos problemas impactan a las trabajadoras sexuales en los clubes. Y podemos seguir y seguir. Estos son todos los aspectos de la vida en los clubes. La pregunta sobre si el feminismo es necesario en la música dance o en algún otro sitio no tiene sentido. Ya pasamos eso. Tenemos que hablar de ello.

En tu manifesto dejas en claro que no estás satisfecha con las cosas como están, pero tu frase es "Aún creemos". ¿No esperas algún cambio?

Claro que espero algún cambio. Ciertamente. Cuando comencé a producir, apenas si conocía a productoras femeninas. Ha habido grandes avances, pero en ciertos sectores más que en otros. Estoy consciente de que soy una mujer blanca y eso conlleva ciertos privilegios. Así que es importante que mientras yo disfruto las buenas cosas que suceden, no significa que me pueda sentar con champaña en un hotel lujoso y me olvide de todos los demás que están teniendo problemas en la música dance. De algún modo estoy diciendo, "Aún creemos, pero no nos damos por vencidos." Quiero ver una mejor comunidad para todos.

"Uno no nace, sino que se convierte en mujer" es uno de los comunicados más importantes en la historia del feminismo. ¿Crees que Simone de Beauvoir estaba en lo correcto al decir eso?

Personalmente siempre me he sentido muy ambivalente con mi propio género como concepto. Me siento bien en mi cuerpo, pero estoy al tanto de las profundas contradicciones cuando se habla de identidad de género. Mi expresión de género es, más o menos, liquida.

Me identifico fuertemente con el concepto de Virginia Wold de la "mente andrógina." Internamente, no me siento particularmente hombre o mujer.

Estoy casada con un hombre, tengo todos los privilegios de una vida heterosexual y luzco como la mayor de la gente se imagina a una mujer por fuera, pero me identifico fuertemente con el concepto de Virginia Wolf de la "mente andrógina." Internamente, no me siento particularmente hombre o mujer. Cuando era más joven encontré esa ambivalencia sobre el género muy confusa y me sentí muy aislada. Me preguntaba qué significaba y cómo afectaría mi relación. Afortunadamente no me siento confundida ahora. Se quien soy.

¿Alguna vez creíste que tendrías una carrera exitosa en un campo dominado por los hombres?

Hace quince años nunca pensé que haría algo de dinero como DJ. Siempre me sentí diferente de los otros, tenía fuertes ideas al respecto, me sentí un poco aislada y me aleje de la gente, incluso en Chicago. En Smart Bar encontré una clase de familia, encontré una conexión. Todos estamos un poco descentralizados ahí.

Tocas mucho en Europa hoy en día y así fue como obtuviste un nuevo role en Smart Bar, ¿cierto?

Si, aunque no podría decirte cómo es que de repente he logrado tocar tanto en Europa. Quizá le gusto a Europa porque estoy un poco fuera de la norma. En mi caso no puedo estar en Smart Bar cada día así que me dieron un rola de asesoramiento. Era algo que se necesitaba. Incluso tuve algunos problemas de salud como resultado de estar sentada en la oficina con jetlag. Ahora me enfoco en shows más grandes, la residencia, el sello y proyectos de expansión que toman lugar fuera del club, como festivales. Es un mejor balance.

¿Cómo te sientes de ser tan bien conocida como ahora?

Se siente raro hablar de eso, para ser honesta. Es algo irreal. Hace dos años puedo recordar el tratar de sacar una conversación con ciertas personas del club y ser rechazada por completo. Estaba completamente fuera del circulo.

Ha sido un cambio desorientador, ir de lo privado a lo público en un corto periodo de tiempo.

Ha sido un cambio desorientador, ir de privado a lo público en un corto periodo de tiempo. Recientemente toqué en un festival y de regreso mi agente y yo estábamos caminando por los alrededores y un grupo de gente comenzó a aplaudir espontáneamente mientras pasábamos. Fue una experiencia muy muy extraña. Gire para ver si le aplaudían a alguien más. La parte social es algo a lo que aún me estoy acostumbrando.

Si te contrataran en Europa aún más seguido, ¿Considerarías mudarte permanentemente?

Tengo casa y familia en Chicago, pero mi suegra está planeando comprar una casa ya sea en Berlín, Amsterdam o alguna parte de Croacia para vacacionar, lo cual sería bueno para mi cuando estoy trabajando. El hecho de que tengo menos tiempo para estar en Smart Bar es una lastima y cuando debí decirle al dueño que necesitaba un descanso fue muy difícil, pero fue increíble. Espero ser una buena embajadora del club. Todo lo que hago es producto de lo que me rodea y sin ese club y la libertad creativa que me dan a mi y a muchos otros artistas, no habría sido capaz de desarrollarme en la persona que ahora soy,

Sigue a The Black Madonna en Facebook // SoundCloud // Twitter