The VICE Channels

      ¿Y ahora, en qué "novedoso" lugar será tu próxima fiesta?

      March 16, 2017 9:20 PM

      Sigue a THUMP México en Facebook


      Este artículo se publicó originalmente en THUMP Reino Unido.



      Antes, solía ser suficiente con rentar un club decente, ponerle unas bocinas, conectar un par de platos, pedirle al güey de la esquina de los audífonos enormes que ponga algunos discos, cobrar unos $5 en la puerta, y comenzar la fiesta. Nos gustaban los espacios oscuros y la música fuerte, la anonimidad y la inclusión; nos gustaba el simple hecho de escuchar a un DJ poner rolas en un ambiente construido para ponerlas.

      Oye, abuelo, –¡actualízate! Los clubes están o cerrados o pasados de moda, así que lo nuevo es crear ambientes musicales diseñados a la medida para fiesteros con mucho efectivo y con un apetito por los eventos instagrameables. Los DJs tocan en gravedad cero y en camiones sin techo; se apoderan de globos aerostáticos y villas en las cimas de las montañas y, sorprendentemente, todavía se ven tan aburridos reventando los lanzamientos de Hot Creations desde el Palacio de Versailles como cuando lo hacen en The Pickle Factory.

      En algún lugar del camino, un DJ en un club se convirtió, por razones que nunca serán claras para nosotros, en algo aburrido. Planear una fiesta creativamente es ahora un arte, tanto como lo es la música en sí. Pero no es fácil; tienes que elegir el lugar correcto o podrías vértelas con unos clientes bastante desinteresados. "¡El fin de semana pasado estuvimos dentro de un volcán!", dirán mientras miden el pinche cañón ártico al que los has llevado. Con eso en mente, hemos hecho una lista con ocho ideas de ubicaciones ganadoras que seguramente harán que tu festival sea algo inolvidable, una experiencia merecedora de cinco estrellas en Trip Advisor.

      1. La fábrica Boeing de Everett

      Fotografía: Flickr

      No sé tú, pero a mí me fascina toda la experiencia de hacer la fiesta en un lugar verdaderamente grande. Me encanta la caminata de casi un kilómetro desde la puerta del lugar hasta el escenario; me encanta sentirme presionado contra miles y miles de cuerpos mojados y oliendo a humedad; me encanta escuchar el bombo rebotando en la pared en un eterno eco imposible de escuchar. ¿Hacer filas de una hora para orinar? Me encanta. ¿Ver las arrugas y manchas de vejez apareciendo en mis manos mientras que espero pacientemente por mi lata de cerveza de $10 a temperatura ambiente? Güey, eso también me encanta. Nada me hace sentir más vivo que mirar a través de las estroboscópicas al selector tamaño hormiga que está a unos cientos de kilómetros de distancia. Con eso en mente, no puedo pensar en un lugar más adecuado para exprimir mis cuentas bancarias que la sala más grande todas –¡La fábrica Boeing de Everett, en Washington! Dicen que mientras más grande mejor, ¿no?, y en este caso literalmente no puede ser más grande, porque éste es el edificio más amplio del mundo. Hay como 100 acres para jugar en este lugar, y una vez que sacas todos los aviones que están adentro, habrá suficiente espacio para un baño portátil individual para cada uno de los que vinieron a la fiesta; un gesto para que no tengas que hacer fila –¡y dicen que ir de fiesta estaba muriendo! Además, si le diera la gana, el DJ podría apoderarse de uno de los aviones –¡Esa sería una buena para Snapchat! ¡Todos abordo! ¡Alístense para el despegue... a la chistósfera! ¡Gerónimo!

      2. En el estudio de SNL

      Fotografía: Flickr

      Oye, güey, ¿has visto SNL recientemente? Esa madre es más importante que nunca, güey. La resistencia llegó, güey, y no nos vamos a quedar callados. Te lo aseguro, güey. ¿Viste cómo muestran a Trump, güey? Súper importante, güey. ¡No nos podemos quedar viendo cómo jode el mundo para siempre, güey! Tenemos que recuperar el control con risas, güey. ¿Alguna vez has visto Patch Adams, güey? Sería medio interesante verla en la era después de la resistencia, güey. Pero, en serio, güey, la burla despiadada que hace SNL del presidente y sus amigotes va a hacer que algo pase, güey, ya vas a ver. Bannon, Spicer, Conway, güey, esos idiotas no tienen chance, güey. Sería sumamente chido tener un DJ en sus lugares, güey, porque los DJs tienen mucho poder en la actualidad, güey. ¿Alguna vez has oído hablar de Moby, güey? Súper político, súper necesario, güey. Imagínate cómo los corrientes en sus palacios de post-guerra reaccionarían, güey. Sería graciosísimo. Oye, ¿alguna vez has escuchado el podcast del Chapo Trap House, güey?

      3. Dentro del núcleo interior de la Tierra

      Fotografía: Wikipedia

      Los globos aerostáticos son chidos, y los bicitaxis también, pero si queremos que el mundo empiece a tomar esto de "ser DJ" en serio, necesitamos ponerlo al frente de un descubrimiento científico radical. Es por eso que los cerebritos de Swizzels Matlow han pasado muchos años y gastado billones de billones de dólares en un proyecto súper secreto que revelarán con la ayuda de un DJ superestrella a finales del 2017. Ya han comenzado el lento proceso de perforar directamente en el núcleo húmedo de la tierra, creando una especie de tobogán que transporta al afortunado ganador de la competencia desde las oficinas de la compañía, cerca de Stockport, justo hasta el medio del planeta. Una vez en el fondo, el competidor encontrará al DJ –cuya identidad no se puede revelar en este momento– quien emprendió su viaje hasta allá hace unos meses, cargado con solo una memoria USB y unas latas de sardinas para sobrevivir por un tiempo. Swizzles dice que no se hace responsable por el cuerpo carbonizado y mutilado que el ganador de la competencia seguramente encontrará, tomando en cuenta que cualquiera que entre a dicha competencia debería estar "completamente consciente del calor" que hace abajo en el núcleo. La competencia terminará con el primer video de Facebook Live de dos cuerpos descomponiéndose rápidamente y quemándose al ritmo de "Let's Go Dancing," de Tiga.

      4. En algún epid Masterchef: The Professionals

      Fotografía: BBC

      Bueno, no sabemos si te pasa lo mismo, pero este programa nos hace querer comernos todo.

      5.En una sucursal de Peacocks en Cardiff

      Photo Fotografía: Wikipedia

      Imagínate esta escena: las largas luces fluorescentes, los pisos pálidos color beige con manchas negras de goma de mascar debido a los constantes pisoteos de tenis rechinantes. Tú, acurrucado en algún lugar entre un rack de suéteres azules y otro de suéteres verdes. El aire acondicionado zumbando a todo dar, bombeando aire viciado a la atmósfera ya debilitaba de energía. El traqueteo de los ganchos de ropa, el "bip" distante de las cajas registradoras, y allí, en un podio cubierto de pantalones vaqueros y chamarras en oferta con broches y tirantes en los hombros está el gran hombre, Adam Beyer. Así es, Adam fucking Beyer en una de las cinco sucursales de Peacocks de Cardiff. Dile a tu abuela que vaya a ver las medias. Esta es para los jefes.

      6. Crinkley Bottom

      Para los novatos, Crinkley Bottom –la mítica casa de Noel Edmonds y su pustuloso y fálico amigo, Mr. Blobby– fue un parque temático fallido en el distrito de Cricket St. Thomas, en Somerset. Entre las atracciones del parque estaba un trenecito que llevaba y traía a los visitantes a la estación de Crinkley Bottom, la granja de Throttled Cock, el túnel de Narnia, y las minas pegajosas. La casa del Sr. Blobby en el parque se llamaba Dunblobbin', y allí tenía una esposa y un hijo. Sin embargo, cuando Noel's House Party fue cancelado por la BBC, su set, Crinckley Bottom, pronto lo siguió y cerró. Los rumores abundan que, desde entonces, el descuidado lugar donde se encontraba el antiguo parque de atracciones ha sido sede de numerosas fiestas rave, y no es difícil ver el porqué. Te deseo suerte encontrando un lugar más apropiado para tener flashbacks de ácido que entre los recuerdos podridos de los 90.

      7. Sobre un caballo en movimiento

      Fotografía: Pixabay

      Un DJ sobre un caballo en movimiento. ¡Ese es uno para los relinchadores! ¡Atrápalo!

      8. En un club abandonado

      Fotografía: Wikipedia

      Si ninguna de esas ideas cala, ¿por qué no irse a lo retro y ver si puedes entrar en un antiguo club nocturno del Reino Unido? Estas instituciones fueron muy populares en todo el siglo XX y hasta el comenzó del milenio, pero cayeron en desgracia cuando llegó Orange is the New Black. La mayoría de los viejos clubes nocturnos – o "clubes" como se les llamaba para sonar más original– ahora son edificios residenciales, pero cóbrate un par de favores de algunos amigos promotores inmobiliarios y ve si tienen alguno que no hayan convertido aún. Luego, ármate con una palanca y una linterna, y ponte a trabajar en un sitio verdaderamente único para hacer la fiesta.


      comments powered by Disqus

      Destacados

      Más