Quantcast
Destacados

Beyond Clubbing: cuando salir por las noches significa más que solo ir de fiesta

En la serie Beyond Clubbing, i-D Alemania explora lo que hace tan única a la escena nocturna de Berlín.

Alexandra Bondi de Antoni

Alexandra Bondi de Antoni

Fotografía: vía i-D

Este artículo se publicó originalmente en i-D Alemania.

En nuestra serie Beyond Clubbing, exploramos aquello que hace tan única a la escena fiestera de Berlín. i-D Alemania habla con las figuras clave que llevan más allá las barreras de su trabajo, empezando importantes discusiones y haciendo del dancefloor un espacio seguro para todos, sin quitarle las buenas vibras.

Berlín tiene una reputación de ser cosmopolita y libre. Aquí puedes reinventarte o perderte, solo para encontrar quien eres realmente. En la capital alemana, el club es un jardín de juegos cultural en donde intercambios personales y la exploración creativa son más importantes que ponerse hasta la madre y olvidarse qué día es. Con estas series, hablamos con los DJs y promotores que están haciendo del salir de fiesta una experiencia verdaderamente positiva.

Daniela Seitz y Anja Weigl / Creamcake

Primero tenemos a Daniela Seitz y Anja Weigl, los fundadores del colectivo Creamcake. Nacido del deseo de sentirse seguras en la pista como mujeres, el dúo decidió organizar sus propias fiestas, pero las cosas fueron más allá y eventualmente se convirtieron en su propio sello y festival. "Para nosotros, las fiestas de ese entonces no eran suficiente. Queríamos crear una plataforma para las mujeres, pero nuestro enfoque rápidamente se alejó de un lineup completamente femenino. A través de bookings queer, obtuvimos una audiencia que era muy diferente, de acuerdo a la música que se escuchaba en nuestras fiestas", dijo Anja. Desde las terrazas de Berlín, Creamcake nos dice como la escena underground de Berlín se convirtió en lo que es hoy.

Linnéa

Linnéa es una DJ sueca que vive en Berlín y quien quiere cambiar la escena musical desde adentro con series de talleres de DJ para mujeres y personas que se identifican con el género femenino. La idea de que no hay suficientes mujeres DJ es tan vieja como el tiempo y aún así todos los lineups son predominantemente masculinos. "Siento que muchos hombres de mi generación crecieron sintiéndose seguros y curiosos de aprender a ser DJs profesionalmente, mientras que esos pensamientos nunca cruzaron por nuestras mentes como mujeres", dijo. "No puedo recordar alguna vez haber pensado en convertirme en DJ hasta que conocí a un par de mujeres que estaban haciéndolo, lo que inmediatamente me inspiró". El gol de Linnea es el de promover a las mujeres en la escena y hacerlas más visibles al compartir conocimiento, actuando como mentora para DJs principiantes y dándoles acceso a equipo. Ella mezcló un set para nosotros, puedes escucharlo en el SoundCloud de i-D.

Lyra Pramuk

En la tercera parte de Beyond Clubbing, conocimos a la cantante Lyra Pramuk y nos pusimos personales. Su historia es para aquellos que se sienten excluídos de la cultura mainstream pero que encontraron su familia e identidad a través de la vida nocturna. Antes de que Lyra viniera a Berlín, se sentía extraña con su propio cuerpo. "Cuando llegué, no sabía que hacer conmigo misma. Salía mucho, me ponía muy ebria, pero después de un tiempo me di cuenta de que tenía que poner mi vida en orden", dijo. Aquí ella comparte su transformación, porqué Berlín es el prefecto lugar para ello y sus experiencias como mujer trans en la capital alemana.

Room4Resistance

Para la parte final de esta serie, nos reunimos con la gente del colectivo queer Room4Resistance para hablar de la escena y de la experiencia de cómo el dancefloor forma sociedades en las que todos queremos vivir. Luz y su crew organizan fiestas en las que ofrecen a los miembros de grupos marginados un espacio para ser ellos mismos y sentirse completamente seguros. "Room4Resistance y sus fiestas está llenas de mujeres, unicornios, arcoiris, muchos colores neon y mucha música nueva y diferente. Encontrarás gente sexy bailando y una audiencia amigable", se ríe. Uno de los retos más fuertes con los que se encuentran es el de crear espacios seguros: el club es un lugar donde no debes de tener miedo de ser tú mismo ni experimentar actitudes discriminatorias.