Quantcast

Movement no es un festival típico y tampoco esta galería de fotos

Capturando el espíritu de la "meca del techno".

THUMP Staff

THUMP Staff

Sigue a THUMP México en su nuevo perfil de Facebook

Articulo publicado originalmente en THUMP US.

Alrededor de las 10 AM del lunes por la mañana de esta semana, me pasé por No Way Back—una de las fiestas más legendarias que rodean el festival anual de Detroit, Movement—a través de la abrasadora luz del sol que entraba por la zona al aire libre del lugar. La afterparty, adecuadamente llamada Brunch Industrial, apenas comenzaba a intensificarse.

Encorvándome contra una pared y sonriendo como idiota, observé la loca escena: ravers de cabello gris comiendo platos de fruta en sobre viejas llantas de auto; barbudos hombres gay chocando pechos al ritmo del DJ Shawn Rudiman y su set en vivo en una carpa cercana; un grupo de chicos de Brooklyn todos de negro, subiendo a la cima de viejas y oxidadas excavadoras. Mi amigo, DJ Volvox, puso su brazo alrededor de mis hombros y dijo algo a mi oído, algo que nunca olvidaré: "Lo que estás presenciando en estos momentos es Estados Unidos recibiendo el techno de vuelta".

Esa línea parecía encapsular a la perfección la belleza de Movement, uno de los festivales de música dance más viejos de Estados Unidos. Comenzó en el 2000 bajo el nombre de DEMF, el fin de semana del Memorial Day y es una poderosa celebración, y validación, de la música electrónica cosechada por ellos, así como de los DJs, sellos y equipos por todo el país que han ayudado a traerla hasta los presentes días de gloria. A lo largo de tres días, pedimos al fotógrafo con sede en Detroit y Chicago, Lyndon French, que paseara por los alrededores del festival y por sus after parties para capturar el espíritu de lo que muchos llaman "la meca del techno".

Todas las fotos son de Lyndon French

Sigue a Lyndon French en su website.

Sigue a Michelle Lhooq en Twitter