Discwoman, rompiendo géneros y dancefloors sin miedo

Una de las mejores ofertas nocturnas que ha recibido nuestra urbe.

|
ene. 18 2016, 11:05pm

El pasado 8 de enero, la Ciudad de México fue testigo de una de las mejores ofertas nocturnas que ha recibido nuestra urbe. Con una curaduría exclusivamente de productoras, la fiesta a cargo del colectivo neoyorquino Discwoman, en un esfuerzo en conjunto con Derrè-Tidá y Muchamuchacha, trajeron un nuevo respirar al circuito.

Jenice de Zombies in Miami tomó el espacio como oportunidad para presentar su proyecto solista, lo que la posiciona como una de las mujeres que debemos tener en la mira este 2016, junto con sus relevos aquella noche: Ninna Sonik y Demian Licht; ambos talentos mexicanos que están horneando cosas enormes, de forma tan apasionada, que es inevitable no caer en el encanto de sus proyectos. Demian Licht definitivamente se entregó hasta el final, cerrando con una intensidad memorable.

Del lado internacional, Umfang tomó el control una vez que el Frente Nacional entregó la batuta de la noche. La productora neoyorquina dio muestra del manejo de espacio, sus beats llevaron a todos a otra dimensión con una elegancia inigualable. Black Madonna retó todos los límites de ejecución, pasando por distintos géneros, tempos y sonidos como si se tratara de una montaña rusa, la más segura y divertida del mundo. Para cerrar la noche, Volvox tomó el control de la noche sin dejar de lado la energía que reinaba en el lugar.

El ambiente de sótano creaba una atmósfera de familiaridad y despreocupación entre los asistentes. Sin duda, ésta quedará como una de las mejores iniciativas que marcarán pauta para las nuevas generaciones, que llegan a puertas abiertas, para experimentar sin límites.